Entrevista con Cihan Kendal, comandante de las YPG

12825319_10154033855923872_1075368633_n-620x413

Nota: El siguiente texto es una traducción libre de una entrevista publicada el 1 de Agosto en el blog Revolutionary Women. Esta plataforma no suscribe la totalidad de las opiniones vertidas por Cihan Kendal, pero recomendamos la lectura de este documento y reconocemos su valor para saber más acerca de la situación de Rojava.

[Pulsa aquí para ver el original en inglés]

Un número creciente de voluntarios se está uniendo a las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas y a su lucha contra DAESH, a pesar de que su posición legal no está muy clara según los países de los que estos voluntarios son originarios. Ahora, dado que la revolución de Rojava está más asentada (celebró su cuarto aniversario en Julio) y la ayuda internacional que recibe va incrementándose, el proceso de reclutamiento de voluntarios extranjeros se ha estandarizado y se ha centrado en lo que será conocido como YPG Internacional. Sentado en colchones de espuma con té chai y cigarrillos, en el recién establecido centro internacional de entrenamiento donde veinte recién llegados de Europa y América estudian en las aulas de al lado, el comandante Cihan Kendal me explica su misión.

Me pregunto cómo habéis encajado que el voluntario británico más famoso sea un candidato por el partido Conservador en el parlamento inglés.

Estoy formando las YPG-I (YPG Internacional) y las supervisamos desde hace 18 meses. Hemos visto que, por razones diferentes, mucha gente que vino aquí no era la gente adecuada: fascistas, gente que vino aquí solo para matar, otros para ganar fama -usando su trayectoria en las YPG para intereses personales-. Esa gente ya no será bienvenida aquí, no necesitamos gente así en nuestra lucha.

¿Qué hay de aquellos que tienen el perfil político adecuado pero no quieren luchar?

Todo el que viene vía YPG-I sirve en la armada durante 6 meses y pueden discutir asuntos de la sociedad civil en Tev Dem, la federación de asambleas populares. Las YPG son una fuerza militar, no podemos decirle a Tev Dem qué es lo que tiene que hacer, y de hecho obedecemos lo que se decide en esas asambleas.

 

La revolución de Rojava empezó en 2012; al mismo tiempo que en Europa surgieron movimientos anti-austeridad como Podemos, Syriza y Jeremy Corbyn. ¿Ves alguna similaridad con estos movimientos?

Por supuesto que nosotros mismos somos parte del movimiento anticapitalista y nos alegra ver que la gente en diferentes partes del mundo critica este sistema y plantea alternativas para organizarse contra la modernidad capitalista. Nosotros solicitamos una mayor alianza con estos movimientos y esperamos ver que esto avance con el establecimiento de las YPG-I.

Sin embargo, estamos hablando de construir una revolución y está claro que estos partidos políticos clásicos que solo operan en el parlamento no funcionan. Estos pueden ser parte del movimiento, una parte muy importante, cuando tratas de crear un sistema alternativo debes intentar organizarte en el sistema ya existente, pero esto por si solo no es suficiente. Lo más importante es que la gente trate de organizarse para controlar la sociedad ellos mismos yendo más allá del Estado. Abdullah Ocalan tiene una fórmula para esto: “Estado + Democracia”.

¿“Estado + Democracia”? ¿No está la revolución de Rojava contra el estado?

Si y no. Cierto que echamos a Assad de Rojava, pero somos lo suficientemente realistas como para ver que por circunstancias políticas, económicas y militares no estamos capacitados para cortar de raíz toda relación con el gobierno sirio, tenemos cierto nivel de relación con él, justo porque no queremos crear otro estado. Proponemos que, si ellos respetan los derechos democráticos de esta gente que ha decidido organizarse por sí misma, nosotros podemos ser parte del estado Sirio, la parte del estado sirio que cambiará todas las demás. De hecho, la meta es la siguiente: ir desde una región autónoma a una Siria democrática para todos.

Cuando hablamos de revolución, esta no está pasando de la misma forma que pasaría hace 100 o incluso 30 años. La revolución tiene sus momentos violentos cuando expulsas las fuerzas del Estado y te defiendes con las armas, pero a la misma vez es más como una “evolución”: la revolución acelera este periodo de evolución. No se trata de la vía tradicional  anarquista de eliminar inmediatamente el Estado ni tampoco la idea comunista de tomar la totalidad del Estado. Con el tiempo se desarrollarán alternativas para cada parte del Estado dirigido por la gente y, cuando tengan éxito, esa parte del Estado se disolverá.

 

 

¿Por qué los medios que trataban de cubrir la actividad de los brigadistas internacionales no han reflejado estas políticas?

Los medios prefieren no mostrar brigadistas con visiones políticas, cuando casi todos tienen visiones que encajarían en el espectro de la “izquierda radical”: anarquistas, marxistas y todo tipo de comunistas “no dogmáticos”. En el caso de Jordan Matheson, como en tantos otros, decidieron no mostrar su visión política. Cuando él empezó a criticar el estado norteamericano, los medios norteamericanos y su relación con la OTAN y Turquía, ellos lo cortaron, haciendo parecer que se trataba solo de un cristiano que acudió aquí a matar terroristas islámicos. Otros que aparecieron en los medios no representan estas políticas, simplemente porque no las tenían; y esa es una de las bases de las YPG -pensamos que si tienes sencillamente valores democráticos y humanos básicos puedes unirte a nuestra lucha y combatir juntos al enemigo-. Por ello había radicales de izquierda, pero también ecologistas, feministas, liberales, incluso algún tipo de pacifistas y, esta gente ve con sus propios ojos a revolución de Rojava de manera que puede diferir incluso de las bases de las YPG. Pero queremos esa diferencia, no queremos controlar lo que la gente piensa o dice de nosotros. Por lo tanto, los medios eligen representar la parte menos peligrosa para su agenda. No queremos controlar eso, creemos en nosotros, en nuestra ideología y en que la gente cuando nos conozca nos entenderá y conocerá la verdad sobre nosotros.

Sin embargo, queremos enseñar a nuestros voluntarios más de lo que lo hicimos antes. Ahora, al menos, hay un mes en el que se enseñan nociones básicas de la lengua kurda, su historia y cultura, así como clases de política e ideología, de la estructura de las YPG y Rojava… también hay una formación específica para las mujeres en cuanto a sus propias organizaciones e ideología aquí.

 

De acuerdo. Sin embargo, seguro que te gustaría desmontar algunos rumores de los críticos: ¿es cierto que Rojava es una “dictadura del PKK”?

Cualquiera que quiera entender qué es lo que pasa realmente en Rojava puede hacerlo siguiendo lo que dicen las instituciones reales y no creyendo cualquier tontería o rumor que se diga por ahí porque, por supuesto, hay muchísima gente que trata de desacreditarnos. Puedo asegurarte que Rojava no es una dictadura del PKK, y eso es algo que cualquiera puede comprobar rápidamente cuando venga aquí: existen muchísimas contradicciones dentro de la misma revolución, y eso contradice los rumores de que se trata de una dictadura. No hay conexión con el PKK. Ocalan es nuestro lider filosófico y espiritual, pero el PKK no está aquí, ni de forma institucional y ni militar. Ellos son el PKK y nosotros somos las YPG. También existen rumores por parte de la izquierda acerca de que no tenemos policía. ¡Por supuesto que tenemos policía! ¿Cómo si no íbamos a defender la seguridad de la gente y el necesario orden dentro de una sociedad? Al igual que tenemos la Asayish, nuestra primera fuerza policial, tenemos el HPC – la Fuerza de Defensa de la Sociedad Civil- donde hay civiles: nuestras madres, mis hermanas… siendo entrenadas para la resolución de conflictos que ocurren en nuestra comunidad, en el ámbito doméstico, el campo… pero no al estilo de “Ley y Orden” oprimiendo y todo eso. Intentan solucionar los problemas, no crear problemas nuevos castigando a la gente y enviándolos a los calabozos. Hay cárceles, por supuesto, para crímenes graves contra la sociedad. Solo tienes que venir a verlo, esto no es ningún secreto. Existen muchas fantasías de gente que malinterpreta el lenguaje que usamos y nuestros ideales.

 

El mes pasado unos soldados estadounidenses fueron filmados llevando la insignia de las YPG. Esto alarmó a Turquía, pero también al panorama de la izquierda mundial, que ve a EE.UU como el responsable de la destrucción de Afganistán, Libia e Irak, además de la creación de DAESH. ¿Cuál es vuestra relación con EE.UU?

Si sigues los estamentos oficiales de las distintas instituciones que hay aquí – PyD, Tev Dem, el movimiento de las mujeres…- puedes ver que todo el mundo en Rojava entiende perfectamente cuáles son los intereses de EE.UU en Siria, todos sabemos qué quieren y qué no quieren, además de ser conscientes de su papel en la creación de DAESH y Al-Nusra. Aparte de la destrucción de Irak, la cosa va a más: tomaron un rol activo en la creación de estos frentes y perdieron el control de ellos, y ahora ellos tienen que solventar el problema que crearon. Así que, naturalmente, ellos quieren nuestra ayuda. Nuestra relación con ellos, de nuevo, no es ningún secreto, es abierta y oficial. Pero es táctica, no estratégica. Ellos quieren usarnos y nosotros tratamos de conseguir lo mejor de esta situación. Tenemos que hacerlo, tenemos demasiados enemigos y tenemos que defendernos. Es práctica y políticamente necesario encontrar nuestro lugar en el balance de los grandes jugadores que hay a nuestro alrededor, porque todo el mundo tiene intereses en Siria. Tratamos de defender los intereses del pueblo, y eso no es posible solo diciendo “¡No, no y no!” y estar en conflicto con todas las fuerzas que tenemos alrededor a la vez.

Sus principales aliados en esta región son, por supuesto, Turquía, los Peshmerga de Barzani e incluso partes del FSA que están entrenando con la Armada Británica en el Líbano. Turquía ataca a los kurdos aquí en Bakur y claramente ayuda a DAESH. Los Peshmerga están siendo mal entrenados y motivados, mientras que las YPG han sido la fuerza más efectiva contra DAESH en tierra. Por ello, EE.UU no ha tenido más remedio que ayudarnos, ya que hemos creado una posición militar muy fuerte. Eso nos da la posibilidad de hacer la revolución más fuerte, lo necesitamos.

La revolución no se defiende hablando sobre ella, tienes que darle cosas a la gente. Tienes que protegerlos y darles comida e infraestructura, y si te aíslas completamente de todo no podrás hacer eso.

A los estadounidenses les gustaría tenernos a nosotros como un aliado principal, pero sabemos que eso no es posible. A pesar de que cooperemos militarmente, ideológicamente son nuestros enemigos. EE.UU es la fuerza de vanguardia del sistema capitalista, y nosotros la fuerza de vanguardia de la alternativa. Quizá no hoy ni mañana, pero en el futuro sabemos que llegaremos a un punto crítico.

 

La acabada línea de los Lions of Rojava presenta una imagen quizá demasiado masculina de sus voluntarios. ¿Os gustaría ver más mujeres?

De hecho, en estos momentos no hay muchas mujeres voluntarias, y nos gustaría cambiar eso. Estamos trabajando en construir estructuras específicas para las mujeres y pensamos que eso aumentará el número de voluntarias en el futuro. Personalmente, creo que… pongamos en un mes, o quizá en un año, el número de mujeres que vengan a Rojava será mayor que el de los hombres. La fuerza principal de esta revolución es el Movimiento de las Mujeres, así que tiene que haber más mujeres que vengan a ver esto y participen en su propia emancipación.

Lo mismo puede decirse de nuestra economía cooperativa y ecológica, que está aún en pañales; esto requiere gente que la organice y la lleve a cabo, y estamos librando una batalla muy importante en la que dado el escaso número de trabajadores en ocasiones no podemos alcanzar las metas que nos planteamos. Pero hay una manera de ayudar: puedes venir a Rojava y participar en la construcción de las infraestructuras necesarias. Puedes criticar la revolución de Rojava todo lo que quieras, te escucharemos. Pero será mejor que vengas aquí y muestres el valor de tu crítica en la práctica bajo las circunstancias que tenemos. Te estamos esperando.

(Fin de la entrevista)

Las clases se han cortado para la hora del almuerzo y en la cocina un ex-soldado croata discute pacientemente asuntos de cocina con un grupo de alemanes mientras que ponen en práctica lo que los kurdos acaban de enseñarle. Un voluntario irlandés anuncia que va a llegar un camión lleno de vegetales frescos que se han cosechado a lo largo de la semana, y los voluntarios forman una cola entusiasmados en el almacén. Pronto llegará otro camión que llevará a estas personas a sus respectivos batallones, de aquí a la línea de frente. Después de eso, otro camión traerá más voluntarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s